Impunidad total a AEG más allá de su Gobierno, aprobó el Congreso del Estado

2408

Nadie lo podrá tocar por robo o actos de corrupción.

Por: Alberto Martínez Sánchez.

¿Qué creen que acaban de hacer el actual Gobierno del Estado y el Congreso del Estado? Aquí se lo explico a detalle. 

El Congreso del Estado, acaba de darle toda la impunidad al gobernador del estado, Antonio Echevarría García, más allá de su cuatrienio. La reforma constitucional y a leyes secundarias se hizo sin discusión ni trámite alguno y Polo Domínguez presidente de la Trigésima Segunda amarro la candidatura a gobernador además de que también se protegió con estas reformas. Al estilo de la canción “Mi Gusto Es”.

Mientras nosotros los nayaritas nos estamos encerrados, cuidándonos de la pandemia, asustados por los casos de Covid 19 y la visita que el miércoles hiciera Andrés Manuel López Obrador a EU, distraídos totalmente. Las y los diputados locales, obedientes y sumisos, en sesión presencial que solo duro tres horas, aprobaron una Reforma al Tribunal de Justicia Administrativa y el artículo 104 de la Constitución Local. 

Esto va a permitir que se sumen dos nuevos magistrados. Usted y yo sabemos que los actuales tres están becados, sin hacer nada, ganando más de 120 mil pesos al mes. Y pues la iniciativa enviada por el gobernador del estado y aprobada por el Congreso del Estado, le autorizaron dos más para ayudarles a lo mismo. No hacer nada.

Lo grave es la redacción de la reforma y el transitorio.


El transitorio dice que los dos nuevos estarán los primeros cinco años resolviendo los temas de corrupción y sancionando a servidores públicos. Es decir, que los amigos del gobernador del estado y del actual presidente del Poder Legislativo, que serán los dos nuevos magistrados, van a controlar eso. Y con eso le dan impunidad total a Antonio Echevarría García, más allá de su mandato. Nadie lo podrá tocar. 

Esto resulta violatorio de la Autonomía del Tribunal de Justicia Administrativa, pues el Congreso del Estado no le puede decir al TJA a donde adscriban a sus integrantes. ¿Qué persiguen el gobernador y el líder del Congreso del Estado con esto? ¡Saque usted sus propias conclusiones! Si aún no me cree, vea el transitorio segundo de la reforma.


¿En serio era urgente que aprobaran una reforma para añadir dos nuevos magistrados? Específicamente cuando a causa de la pandemia el Tribunal de Justicia Administrativa prácticamente no está funcionando. Dos más –insisto-para ayudarles a los otros tres a no hacer nada. 

Y para cerrar el círculo, es decir para auto protegerse más allá de su gobierno, las y los diputados serviles, reformaron la Ley de la Auditoría Superior del Estado, el órgano encargado de fiscalizar el dinero del gobierno estatal y de los municipios, así como a los entes autónomos que reciben dinero público.

Ahora con esta reforma que cree usted. Será el Congreso del Estado el que les va a designar a los Auditores Especiales, así como al Director Jurídico por un mínimo de cuatro años, entre otros. Es decir, el pastel es para mí solito. 

Los auditores especiales son los que en realidad hacen la fiscalización y el director jurídico decide a quien sanciona y a quien le perdonan la vida. Toda una mafia.


Si el actual gobernador del estado y el Presidente del Congreso, Leopoldo Domínguez González, van a controlar más allá de su cuatrienio al Tribunal de Justicia Administrativa y a   la Auditoría Superior del Estado van a tener el mando en todo el sistema anticorrupción.

De esta manera quedan blindados con absoluta impunidad ya que, en caso de haber robado y cometido actos de corrupción, que yo sinceramente lo dudo, los dos son bien honestos y decentes, pregonan el cambio que nunca llego, nadie podrá decirles nada, aunado a que con estas herramientas dejan atado al próximo gobierno para actuar en su contra.

 
Y si usted pensaba que aquí termino la historia. Pues no. Las y los legisladores que andaban ya muy dadivosos le aprobaron al gobernador del estado, una reforma al ¨Poder Judicial. Ya en la actual legislatura habían reformado la Ley para que Ismael González Parra para pudiera ser presidente no por un año y reelecto. De una vez que sean cuatro años. 

La reforma también consiste en que el Gobernador del Estado y el ¨Pleno del Poder Judicial se alternen en las propuestas de las ternas para magistrados. La propuesta de la siguiente designación le tocaría al Pleno del Tribunal Superior de Justicia, pero como son bien listillos, y saben que podrían no tener mayoría, esta primera propuesta se la dejan el Consejo de la Judicatura. Y ¿adivine quién controla al Consejo de la judicatura? Adivino bien, El Gobernador del Estado y el Presidente del Congreso del Estado.  Si aún no cree, vea el transitorio sexto de la reforma.

Comentarios facebook