En la UAN cae el ex rector, Nacho Peña y se inicia la limpia para su refundación

0
324

Más allá de calificar culpables, lo ocurrido hoy al ex rector de la Universidad Autónoma de Nayarit, Jorge Ignacio “N”, es el inicio de una limpia a la casa de estudios. Esto es el principio de cero impunidad.

Es lo que marca el cambio de régimen. Lo dijo claro el gobernador, Miguel Ángel Navarro Quintero, antes todos aplaudían, ahora eso ya no es posible. Aceptó, con todo lo que ello implica, que el ahora detenido le había visto la cara de tonto.

Los cambios de régimen es tocar todos los fondos. Ir al origen del problema para extirpar ese cáncer de la corrupción y se hace por el bien de la Universidad Autónoma de Nayarit y de las actuales y futuras generaciones. Ya no son posibles las cuotas de poder ni repartir un pastel que no es tuyo.

A temblar todos aquellos beneficiarios eternos del presupuesto de la UAN. Cae el ex rector, Jorge Ignacio “N”, pero aún hay más, esto apenas empieza. Se acabó el reparto de plazas, de direcciones de Unidades Académicas y de Secretarias en el gabinete rectoral, de posiciones de privilegio, de loncherías y de espacios para el lucro personal dentro de la máxima casa de estudios.

Como aquel camino de plata, que moneda a moneda de los ciudadanos hizo posible la fundación de la Universidad Autónoma de Nayarit. Igual, 53 años después desfilarán uno a uno los personajes que de por vida han saqueado el presupuesto. Convirtieron a la casa de estudios en su rehén político. Hasta hoy que llegó un cambio de régimen a Nayarit.

¿Qué sigue? La refundación de la UAN. Nadie captó aquello frase del gobernador, Navarro Quintero en junio en la toma de protesta de la actual rectora diciendo: Ya no se entiende una Universidad con una autonomía absoluta, llegó la hora de una autonomía flexible. Ahí está la clave. Nadie los engaño, advertidos estaban.