Opinión| Polo Domínguez se va a Movimiento Ciudadano, tiene complejo de Cenicienta

1361

Por: Jorge González González.

Existe en Nayarit un payaso deprimido grillo con una obsesión perenne con ambiciones eternas de ser gobernador. Y tiene el complejo de “Cenicienta”. Pues existe una zapatilla de cristal en forma de candidatura, que no le queda al acomplejado doctor que juro en el 2014 cambiar a Tepic si el voto le favorecía y ser su alcalde. Y diga usted como esta la ciudad capital.

Pero vamos al tema; El PAN ha incurrido desde hace bastante tiempo en practicas pernisiosas, arcaicas, mañosas e ilícitas, y que lo que ha sucedido y tolerado que liderazgos y autoridades internas que han convertido al PAN en un partido que ya no representa las ambiciones de Leopoldo Domínguez González.

Hoy el avinagrado diputado que se siente bordado a mano, anda buscando que partido lo recibe con bombo y platillo si MORENA, sí Movimiento Ciudadano o de perdis Levántate para Nayarit, el conocido payasito electoral no haya donde aterrizar para seguir mamando de añejo del erario publico, pues sus compinches del PAN y del PRD ya le vendieron la candidatura a su “par” el priista Adahán Casas Rivas.

Los rumores se han hecho intensos, que se llegó a considerar la posibilidad de que Don Leopoldo se afiliaría nada menos que a MORENA, lo que era de esperarse, motivó severos cuestionamientos por parte de la militancia de ese partido.

A decir verdad, la próxima llegada de ex-alcalde de Tepic y diputado local del PAN a MC, no debe escandalizar a nadie, ya que él está en todo su derecho de cambiar de partido o de ideología en función de sus intereses, ambiciones, motivaciones y circunstancias. Así veremos que de la noche a la mañana el Dr. Domínguez pasará de “defender” a ultranza las lineas programáticas del PAN a suscribir la ideología supuestamente Social Demócrata que el MC postula en sus documentos básicos.

¿Oportunismo, pragmatismo y ambición sin principios de don Leopoldo?. Desde luego que sí, desde mi perspectiva de análisis no cabe duda; sin embargo, reitero que el diputado panista esta en todo su derecho de utilizar el “trapecio” que mejor le parezca para lograr ser candidato a gobernador que es su obsesión enfermiza.

De igual manera, y aunque violando sus estatutos, altere procesos internos y atente contra los derechos de la demás militancia-la cúpula gerenciales de MC están en toda potestad de recibir y abrir espacios de quienes se les pegue la gana, aun a costa de caer en mayores niveles de desprestigio político electoral.

Por lo demás, la posible llegada de Leopoldo Domínguez al MC ilustra de maravilla nos guste o no, el trasfugismo electoral, el trapecismo y el oportunismo son cosas muy recurrentes en la vida política estatal.

Algunos estudiosos consideran, que la mayoría de las veces, el quehacer político y el mismo ejercicio del poder conlleva al complejo juego de arteras traiciones y firmes lealtades. Por lo tanto, “si el trasfugismo es ante todo traicionar, ¿Qué tiene de malo ello si al final de cuentas es parte de la política basada en las libertades y derechos fundamentales que garantiza la democracia?”

Pues bien, digo que Leopoldo Domínguez como MC están en su derecho de encontrarse firmemente y hacer ambiciosos políticos de cara a las elecciones del 2021. a mi juicio el punto clave consiste en la reflexión profunda de la sociedad y el electorado en particular sobre la actuación política de un trasfuga de “primer nivel” como es el caso de Don Leopoldo.

En consecuencia, si tomamos que la sociedad nayarita no puede darse el lujo de olvidar olímpicamente el saqueo pernicioso que distinguió a Leopoldo Domínguez cuando fue alcalde Tepic, y cómplice de todas las raterías de los gobiernos anteriores y del actual, como presidente del Congreso del estado Nayarit.

Con su nueva aspiración de Leopoldo de ser candidato a gobernador por MC, surgen alguna interrogantes ¿Con qué cara y con qué dosis de ética pública va a presentar MC a Leopoldo como su aspirante?, ¿Como va reaccionar el el electorado ante cercana posibilidad? ¿Mostrarán las conspicuas panista Ivideliza Reyes Hernández y la priista Julieta Mejía Ibañez un minimo de congruencia renunciando con la frente en alto de su militancia naranja, o es acaso guiaran su actuación por el más puro interesado pragmatismo político?

Más temprano que tarde comenzaremos a tener respuestas a estas preguntas. Por lo pronto ¿Dónde esta el zapatilla de cristal que tanto busca don Leopoldo?

Comentarios facebook