Ejecutivo y Legislativo reprobados, universitarios rechazan nueva Ley Orgánica

1652

MANIFIESTO DE UNIVERSITARIOS SOBRE LA RECIENTE REFORMA A LA LEY ORGÁNICA DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE NAYARIT

Al Poder Ejecutivo Estatal,
Al Congreso local,
A la sociedad en general, y
A la comunidad universitaria:

El principio de autonomía es un elemento básico y valor fundamental para el buen funcionamiento de las Universidades Públicas Estatales y es en el marco de ella como se pueden desarrollar de mejor manera sus actividades sustantivas; por tal motivo, la comunidad universitaria de la Universidad Autónoma de Nayarit rechazamos categóricamente el procedimiento para llevar a cabo el proceso de reforma a su Ley Orgánica realizada el sábado cuatro de enero por el Congreso local.

Estamos convencidos que la mejor manera de diseñar una Ley Orgánica de avanzada, democrática, plural, incluyente, que delinee un modelo académico de calidad y que garantice el buen uso de los recursos públicos, es única y exclusivamente a través de la opinión y el consenso de las y los Universitarios.

Con el absoluto respeto a las atribuciones de los poderes públicos del estado, una reforma de esa naturaleza no puede ser concebida sin la opinión de las y los universitarios, tampoco sin la aprobación de sus órganos de gobierno legalmente constituidos. Manifestamos que una vez publicado el decreto que reforma la Ley Orgánica de la UAN, y en consenso con la comunidad universitaria, tomaremos las decisiones legales de cómo hacer frente a lo que se considere una violación a la autonomía universitaria.

Pero esto no es para mantener el estado actual de las cosas, por lo que se refrenda, tanto a la sociedad nayarita como a la comunidad universitaria, el compromiso inmediato para generar espacios de discusión sobre el funcionamiento de la Universidad, para continuar como el máximo referente estatal en educación media superior y superior, para generar mejores mecanismos de elección de autoridades y representantes, así como de transparencia y rendición de cuentas.

Demandamos al Gobierno del Estado y al Congreso Local abrir un proceso de negociación con la comunidad universitaria y atienda su reclamo de ser partícipes en las decisiones que competen a los universitarios.

Comentarios facebook