La UAN se siente orgullosa de cambiar la vida de familias completas formadas en sus aulas

64

Siendo el proyecto social más importante, la Universidad Autónoma de Nayarit, ha visto pasar generaciones de familias que han apostado por formarse en la Universidad Pública; lo cual ha dado grandes frutos, ya que nuestros estudiantes, profesionistas y docentes han puesto y siguen poniendo el nombre de esta institución en alto a lo largo de sus ya 51 años.

Un ejemplo de esta trascendencia universitaria es la familia De la Rosa, ocho hermanos que, gracias al esfuerzo y apoyo que recibieron de sus padres, lograron convertirse en grandes profesionistas que desde sus diferentes trincheras laborales demostraron la importancia de la máxima casa de estudios en el estado. Haciéndose acreedores en 1985 del “Premio de la Raza”, por la entonces Asociación General de Egresados de la UAN.

José Armando De la Rosa Pacheco, -uno de esos ocho hermanos-, que se recibió de Contador Público Auditor de la segunda generación de la entonces Escuela de Comercio y Administración, hoy Unidad Académica de Contaduría y Administración – UAN, nos comparte una remembranza de lo que fue formarse y después pertenecer a la planta docente de la UAN, ocupando diversos cargos durante su trayectoria laboral en la institución, de los que destaca: Director de la Escuela de Turismo (1977-1983), Director de Seguimiento de Egresados (1983-1987), Tesorero General de la UAN (1990-1998), entre otros. Convirtiéndolo en una ejemplo de profesionalismo y dedicación para nuestra Alma Máter.

Llegamos mis hermanos y yo como jóvenes visitantes desprevenidos, entre asustados y desconcertados en la búsqueda y la riqueza del conocimiento. Han pasado ahora 50 años desde la primera vez que pisé el suelo de esta amada y respetada Alma Máter”

Pero, para Don Armando, este logro no fue solo de él y sus hermanos, sino también de aquellos quienes día tras día estuvieron ahí, impulsándolos a seguir adelante, siendo siempre sus más fieles aliados: “mis padres y maestros”.

Es por ello, que en su familia es toda una tradición ser #OrgullosamenteUAN, ya que, al igual que él y sus hermanos, sus hijos también han pisado las aulas de esta institución como estudiantes y profesionistas.

“Entrar a la Universidad, estudiar y formarse, significa la posibilidad de llegar a ser personas libres, cultas, con criterio independiente”

Ahora ya jubilado, después de haber prestado 33 años de servicio a la UAN, su mensaje para las nuevas generaciones de universitarios es: “Ingresar a estudiar a la Universidad será la decisión más importante de sus vidas, porque tendrán la oportunidad de convertirse en las personas que quieran ser. Podrán hacerse de una visión del mundo y de la vida mucho más amplia. Lo que obtengan aquí no será sin esfuerzo y sacrificio. Las palabras claves de su estancia en la UAN serán esfuerzo y perseverancia”.

¡Para quienes formamos parte de la comunidad universitaria, nada nos enorgullece más, que esos hombres y mujeres que dieron y siguen dando su corazón y espíritu por mantener vivo este sueño social llamado: Universidad Autónoma de Nayarit!

Comentarios facebook