El azul turquesa de la laguna de SAMAO

376

¿Por qué se vuelve “azul turquesa” el agua del lago de Santa María del Oro?

En el lago cráter de Santa María del Oro, Nayarit (SAMAO) habitan muchos tipos de organismos, desde los que vemos a simple vista como plantas, peces, crustáceos y moluscos, hasta aquellos que solo podemos ver con un microscopio. Es común que los microorganismos que habitan el lago, a pesar de su tamaño, se encuentren en grandes cantidades. Pero lo más importante es que son imprescindibles para el sostenimiento de la vida y el funcionamiento de dicho ecosistema.

Entre estos microorganismos se encuentran las cianobacterias, un grupo biológico muy especial, porque son el único grupo de “bacterias” que realizan fotosíntesis oxigénica (parecida a las plantas). Estos organismos pueden reproducirse muy rápido y acumularse en la superficie del agua, lo que se conoce como florecimiento de cianobacterias.  Debido a la gran acumulación de cualquier material cerca de la superficie, el color del agua de un lago puede cambiar. Particularmente SAMAO cambia de colores que van del café-rojizo, pasando por verde olivo, y hasta el azul turquesa, por la acumulación de diferentes microorganismos y sus productos.

En general, hemos observado que después de una proliferación de cianobacterias en el lago, éste adquiere una tonalidad “azul turquesa”. De acuerdo con nuestros estudios, las proliferaciones de cianobacterias comienzan a finales del otoño o principios de invierno y alcanzan su abundancia máxima entre primavera, periodo en el cual se conjuntan las características físicas, químicas y biológicas necesarias para su florecimiento y cambio de color del agua.

Pero ¿por qué cambia el agua a color “azul turquesa”?

Cuando la luz incide sobre un cuerpo de agua, el color que vemos es resultado de la luz que es reflejada por el material en suspensión en el agua. En el lago SAMAO, la presencia de cianobacterias en grandes cantidades propicia la formación de cristales de carbonato (Figura 1), los cuales refractan la luz y dan la tonalidad “azul turquesa”.

Y… ¿cómo y por qué se forman los cristales de carbonato?

En el agua encontramos dióxido de carbono (CO2diluido, el cual es necesario para que las microalgas realicen la fotosíntesis, éste puede encontrarse en forma de ácido carbónico (H2CO3), carbonato (CO32-) y bicarbonato (HCO3-). Durante la fotosíntesis, las cianobacterias consumen grandes cantidades de ácido carbónico (H2CO3), lo que genera un desbalance entre las diferentes formas de CO2 disuelto, dominando las formas de carbonato y bicarbonato. Si este proceso es lo suficientemente intenso, como lo es durante una proliferación de cianobacterias, el agua se satura generando la formación y precipitación de cristales de carbonato.

Otro dato curioso es la forma de los cristales, que también es influida por las cianobacterias. Estos organismos tienen una estructura denominada vaina, que es un recubrimiento mucilaginoso (mocoso) que las protege de la desecación y la depredación. La vaina de las cianobacterias tiene afinidad por los carbonatos y bicarbonatos, por lo que funciona como nucleador y molde para los cristales de carbonato, dándoles forma de pequeñas agujas transparentes (aciculares).

¿Por qué cambia el color del agua más de una vez al año?

Como ya se explicó, el color “azul turquesa” que se presenta en Santa María del Oro está asociado al incremento desmedido de cianobacterias en el lago. Así, hemos podido observar que, entre mayor cantidad de cianobacterias, mayor cantidad de cristales de carbonato, lo que tiene como consecuencia una coloración “azul turquesa” más intensa. De la misma manera, hemos visto que la frecuencia de las proliferaciones de cianobacterias ha cambiado: de una a dos veces por año. La primera ocurre entre febrero y abril, mientras que la segunda es variable, presentándose entre mayo y noviembre. Esto implica que el color azul turquesa se puede presentar dos veces por año, tal y como se ha observado en los últimos años.

Finalmente… ¿Por qué aumenta el número de cianobacterias?

El incremento de cianobacterias en el lago está asociado al incremento de nutrientes, fenómeno conocido como eutrofización. Este problema aqueja muchos cuerpos de agua de México y el mundo. Entre otros motivos, por la deforestación y erosión del suelo circundante, uso de fertilizantes químicos, o vertido de aguas negras en los cuerpos de agua. Así, aunque el color “azul turquesa” del agua es un fenómeno espectacular e impresionante, sus implicaciones ecológicas son motivo de preocupación por la salud del lago.

Desde hace 7 años, los cambios de color del lago, su calidad del agua, los organismos que ahí habitan, y las interacciones en el ecosistema del lago, han sido el objeto de investigación del Grupo de Investigación en Ecología de Sistemas Acuáticos, en conjunto con la sociedad de Colonos y Restauranteros del lago. Nuestra investigación nos permite dar respuesta a las causas y posibles consecuencias de los diferentes fenómenos que ocurren en el lago año con año.

Artículo proporcionado por: Hernández-Almeida O. U., Salazar-Alcaraz I., Palomino-Hermosillo Y. A., Can-Chulín A., Romero-Bañuelos C. A., Cepeda-Morales J. C. e- Inda-Díaz E. A.  

Comentarios facebook