Medidas contra COVID-19 son deseos bien intencionados, pero incurren en ilegalidad

698

Abogado Aldo Becerra Cruz

Hablando en términos jurídicos, sería bueno una lectura y re-lectura y compresión del artículo 29 Constitucional , así como su alcance y efectos.

No hay una contingencia sanitaria declarada (existe una emergencia , que no es lo mismo), ni mucho menos supresión o restricción de Garantías Individuales aprobada por el Congreso de la Unión previa petición del Presidente de la República.

Mientras esto no suceda, nadie tiene facultades para restringir dichas garantías como las de libre tránsito, libertad de trabajo, entre otras. La orden para ello, puede encuadrar en la conducta típica de abuso de autoridad .

Sin raspar muebles y sin desgarrarse las vestiduras, no pueden cumplirse deseos bien intencionados con una ilegalidad.

Comentarios facebook