Anuncio
Anuncio

Hallan cadáveres de padre e hija migrantes en el Río Bravo

Los cuerpos sin vida de tres niños y una mujer, migrantes indocumentados, fueron encontrados cerca de la frontera entre México y Texas

El pasado domingo se reportaron las muertes de un hombre y su hija migrantes, ahogados en el Río Bravo en su intento por cruzar por Matamoros.

La tragedia ocurrió cuando la menor de un año y 11 meses de edad fue arrastrada por la corriente y su padre intentó rescatarla, contó la esposa y madre de las víctimas, Tania Vanesa Ávalos.

Tras horas de labores, elementos de la Policía Estatal de Matamoros, de la Marina y Bomberos localizaron este lunes los cadáveres de los migrantes de origen salvadoreño.

Por su parte, Eddie Guerra, alguacil del condado de Hidalgo, Texas, reportó el domingo la recuperación de los cuerpos sin vida de cuatro migrantes, cerca del mismo río.

Guerra además indicó que los cuerpos fueron encontrados en un área con maleza cerca del Río Grande, al suroeste de Anzalduas Park, en el Área de Manejos de Vida Salvaje de Las Palomas.

Agentes están en escena junto al río Bravo del Parque Anzalduas en el Área de Manejo de Vida Silvestre Las Paloma, donde los agentes de la Patrulla Fronteriza localizaron 4 cadáveres. Los cuerpos parecen ser 2 bebés, un niño pequeño y una mujer de 20 años. Los agentes están esperando al FBI quienes estarán a la cabeza.

Dos eran bebés, otro un niño pequeño y una mujer de 20 años de edad, cuyas identidades no se dieron a conocer.

Esta región que se ha convertido en un punto de cruce de migrantes indocumentados, especialmente de familias centroamericanas.

La causa de la muerte todavía no ha sido determinada, aunque se estima que quizás pudieran haber muerto víctimas de deshidratación.

El alguacil indicó que el FBI se encuentra investigando el caso, debido a que las muertes se registraron dentro de una propiedad federal.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) todavía no ha ofrecido información al respecto.

El diario local The Monitor indicó que agentes de CBP descubrieron los cuerpos este domingo, aunque aparentemente la muerte se debió producir días antes, en una zona conocida localmente como El Rincón del Diablo, a menudo utilizada por los contrabandistas debido a su proximidad a México.

Durante el fin de semana se emitió en esta zona una alerta por altas temperaturas, las cuales en algunos puntos llegaron hasta los 45 grados Celsius

A principios de este mes, la Patrulla Fronteriza en el Sector Tucson reportó la muerte de una niña migrante de 7 años proveniente de la India, cuyo cadáver apareció en el desierto de Arizona.

La madre y hermana de la víctima fueron rescatadas horas más tarde por las autoridades y llevadas a un hospital cercano, donde fueron atendidas con síntomas de deshidratación.

Con información de López-Dóriga Digital y EFE

También te podría gustar...