Rodrigo González Barrios con un pie en la cárcel por chantaje y extorsión.

791

Por: Alberto Martínez Sánchez.

Cuando el torero contratado por el empresario, pensó que la faena ya estaba dada y que iba a salir en hombros, la lluvia de denuncias le opaco la fiesta taurina. Jamás pensó Rodrigo González Barrios que en el último tirón, se le iba a caer el espectáculo. Su melodrama escrito y actuado por él mismo, ahora tendrá una nueva temporada y si bien le va, podría muy pronto dirigir  “El Chilindrón” desde el Venustiano Resort de Tepic.

La denuncia interpuesta por el abogado, Aldo Becerra quien defiende al magistrado, Raymundo García Chávez, debe tener sustento al señalar los delitos de chantaje y extorsión en que incurrió el Vocero de la Comisión de la Verdad, Rodrigo González Barrios, quien de ser el ordenador de la aplicación de la justicia pasa a indiciado y de pronto su papel cambio de ser punta de lanza del régimen paso a ser el operador incomodo del Gobierno del Cambio.

Y tan es así este melodrama que sin haber terminado su primera temporada, su actor y escritor principal que quiso cobrar en todas partes por sus “servicios”, ahora le tendrá que pasar el guión de la historia a otra oficina que se ubica en Insurgentes y Alazka. Lo peor es que ahora el Fiscal General del Estado, Petronilo Díaz Ponce Medrano está obligado a demostrar con hechos que esa dependencia no aplica justicia a la carta y que en verdad es parejo. Todo un reto.

Comentarios facebook