Gobernadores panistas crean la “GOAN”; AEG no está dentro.

705

El Gobernador de Nayarit, AEG, no firmó el acuerdo y no formará parte del nuevo organismo integrado por los mandatarios panistas.

Información de Político Mx.

Siete gobernadores panistas aplican un principio básico de política pura: extender la mano y ofrecer toda la voluntad de negociar. O en un plano más coloquial “ponen sus barbas a remojar” ante lo que ya vislumbran serán las nuevas condiciones políticas que privarán en el país a partir del amanecer del dos de julio. No han incurrido en falta alguna o en traición, solo son prácticos.

De acuerdo con su desplegado, esta nueva “Asamblea de Gobernadores de Acción Nacional” (GOAN), busca ser  un espacio “para el diálogo incluyente, análisis, intercambio de ideas y la búsqueda de acuerdos en beneficio de la población” de las entidades que la conforman.

Y no son entidades menores si lo vemos desde el punto de vista geográfico, económico y de nivel poblacional. Hay estados del norte, del centro  y en las costas del Golfo y el Caribe:

– Aguascalientes de Martín Orozco

– Baja California Sur de Carlos Mendoza

– Durango de José Rosas Aispuro

– Puebla de José Antonio Gali

– Querétaro, Francisco Domínguez 

– Quintana Roo, Carlos Joaquín González

– Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

De principio da la impresión de desafiar la estructura construida en torno a la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) la cual nació justo como espacio de interlocución de los gobernadores priistas con el entonces presidente panista Vicente Fox; aunque si bien el resto de los mandatarios locales se unieron, sin importar la filiación partidista, la Conago sí tuvo un importante papel en la coordinación institucional, aunque fuera solo para el manejo de recursos.

Quien haya pensado y creado este desplegado, tomó en cuenta los escenarios políticos más posibles: ellos tendrán que negociar con un presidente emanado de un partido diferente. Para “remojar sus barbas” es más que ideal este llamado; pero tampoco puede descartarse el sincero interés en que con la futura administrativa se logren acuerdos y esquemas de colaboración.

Ya desde la transición sexenal se verán las urgentes necesidades para colaborar: el presupuesto, el combate a la delincuencia, los despliegues de seguridad, así como la simple instalación de una nueva administración federal.

Tampoco alguien puede llamarse a traición por este movimiento de los gobernadores. Pocos se les ha visto en la campaña de la coalición “Por México al Frente” y no se les observa como un factor de peso; de las respectivas coordinaciones de campaña que respaldan la postulación de Ricardo Anaya tampoco ha existido una llamada de atención pública.

Con la veda electoral seguramente veremos los últimos posicionamientos pero habría que distinguir los que se “acomodan” según sus intereses, y lo que quieren aprovechar (en el mejor sentido del término) son las ventanas que se pueden abrir en materia de diálogo y colaboración. Los ciudadanos ven este tipo de acciones como señales de certidumbre y que más allá de las diferencias, a los políticos sí les interesa alcanzar acuerdos.

Comentarios facebook