Fiscal Petronilo Díaz, atenta contra la libertad de expresión, exilian a Genaro Martínez

2761

Por: Alberto Martínez Sánchez.

Los atentados a la Libertad de Expresión contra periodistas de parte de la autoridad siguen en Nayarit, sin que colegas y organizaciones defiendan la causa. El reportero gráfico, Genaro Martínez Haro, viene siendo víctima del más vil y cobarde acción por parte del Fiscal General del Estado, Petronilo Díaz Ponce Medrano.

Sucede que Mart>nez Haro, tiene base en la FGE de 9 AM y 3 PM, pertenece al SUTSEN y está adscrito al área de difusión. Cumple a cabalidad su función oficial. Fiel a su estilo por las tardes en redes sociales, no se esconde siempre con su nombre escribe, muestra fotos y documentos que exhiben los actos de corrupción y acciones fuera de la Ley de funcionarios de los tres órdenes de gobierno y de los poderes estatales.

Mi amigo, hermano y colega, Genaro Martínez nunca espero la represión oficial. Su Jefe en la FGE, Víctor Hugo Martínez Alatorre, un inepto para justificar su incapacidad para ocupar ese cargo, recolectó los posteos del reportero gráfico en las redes sociales y se las entregó al Fiscal General, Petronilo Díaz Ponce. La intolerancia, le llegó de golpe y ordenó mandar a Martínez Haro a Jesús María Municipio Del Nayar. Es decir al exilio periodístico.

El incapaz de Víctor Hugo Martínez Alatorre, es un tipo oportunista, venido del perifoneo y de la grabación de spots, oficios dignos, pero su personalidad propia de un gusano, lo lleva a cometer actos ruines, para justificar su inexperiencia, su ignorancia en el ejercicio del periodismo al no saber redactar un solo párrafo. En su oficina y área que dirige es conocido como El HUACHICOL por cambiar los vales de la FGE por dinero y ajustar para sus finos gustos.

De esto tampoco dice nada el dirigente de COMUNA, Alfonso de la Vega, recientemente exhibido por recibir 20 mil mensuales de parte del Gobierno del Estado, algo que no es ilegal, pero que le impide defender a su gremio. Además de que cuida su trabajo oficial en Tele 10. Si reclama un atentado a la Libertad de Expresión, le pasa lo mismo. Así que calladito se ve más bonito.

Petronilo Díaz Ponce Medrano, Fiscal General del Estado, debe razonar y reflexionar su actuar. El diálogo es la mejor manera para resolver un desencuentro. Si la medición fuera la que se le aplica a Genaro Martínez, entonces tendrían que exiliar no sólo a la mayoría de los burócratas, sino al 90 por ciento de los nayaritas que  piensan igual, pero que no se atreven a postear con su nombre lo que opinan sobre las autoridades. Colegas no guardemos silencio.

Comentarios facebook