Antonio Echavarría y el pacto de impunidad

430

Por.-Alberto Martínez Miramontes| Los tiempos en la política casi siempre son cíclicos, con diferentes coyunturas, los escenarios tienden a repetirse y aunque los actores son diferentes, existe una línea marcada que permite vislumbrar hacia donde va encaminado un proyecto.

La administración de, Antonio Echavarría, es atípica por tratarse de un ejercicio de 4 años, lo que lo ha puesto a buscar desde ahora lo mismo que sus antecesores; dejar Palacio de Gobierno habiendo pactado con su sucesor, impunidad.

Roberto Sandoval, lo hizo y lo logró, no es ningún secreto el apoyo que le dio al actual Gobernador, por encima del candidato del PRI, partido en el que dice ya no militar, el acuerdo fue el de siempre, tener una salida tranquila.

A pesar de que se realizó un juicio político en su contra, más mediático que efectivo, el exgobernador se sabe tranquilo de que ni él, ni sus colaboradores más cercanos pisarán la carcel. Ahora, Echavarría Garcia, ha dado señales de querer repetir la dosis, esta vez el actor principal sería Morena.

Los guiños hacia el Presidente, López Obrador, y su cercanía cada vez más latente hacia actores de Morena, ha encendido las alarmas dentro del PAN temiendo afrontar una elección sin el apoyo del aparato estatal en el 2021.

Toño, seguramente apostará por el candidato de AMLO en Nayarit, con la revocación de mandato en la mesa y la aparición del Presidente en la boleta, pareciera un triunfo seguro, Echavarría, aseguraría su salida, tendría impunidad y podrá seguir haciendo dinero con sus empresas a través del Gobierno.

Comentarios facebook