Alejandro Moreno es propietario de una residencia de más de 46 mdp; no prueba ingresos

404

Antes de asumir la Gubernatura de Campeche, Moreno se hizo de 13 predios que suman 7 mil metros cuadrados en Lomas del Castillo, una zona de alta plusvalía.

De acuerdo a Reforma, Alejandro Morenoquien es aspirante a la presidencia nacional del PRI, es propietario de una residencia de más de 46 millones de pesos que construyó en dos años en los que declaró ingresos anuales por 5 millones de pesos mientras fue Gobernador.

La propiedad, de mil 900 metros cuadrados de construcción, está ubicada en una zona escénica de la playa de Campeche sobre terrenos que Moreno, más conocido como “Alito”, adquirió entre 2012 y 2015, cuando fue diputado federal por el PRI.

Añaden que en ese periodo, antes de asumir la Gubernatura, Moreno se hizo de 13 predios que suman 7 mil metros cuadrados en Lomas del Castillo, una zona de alta plusvalía. En ese fraccionamiento, el metro cuadrado de tierra tiene un valor de 3 mil 500 pesos, por lo que sólo el terreno de “Alito” cuesta 24.5 millones de pesos.

Adicionalmente, constructores y expertos inmobiliarios refirieron un costo mínimo de 12 mil pesos por metro cuadrado de construcción, por lo que sólo la edificación está valuada en unos 22.8 millones de pesos.

Pero según su declaración patrimonial 3de3, el priista adquirió a precio de ganga los terrenos, pues pagó entre 595 y mil 645 pesos por metro cuadrado, es decir sólo 6 millones de pesos. Además de esa propiedad, que abarca todo el frente de una manzana del exclusivo fraccionamiento, en su 3de3 registró la compra de otro terreno de 39 mil metros cuadrados por sólo 155 mil pesos.

Moreno declaró que como Gobernador ganó un millón 184 mil pesos al año, mientras que “por otras actividades” no especificadas obtuvo una ganancia de 4 millones 122 mil pesos, por lo que aún destinando el 100 por ciento de su ingreso no le alcanzaría para la construcción, la cual terminó en 2017, año en que recibió como invitado a una cena al ex Presidente Carlos Salinas de Gortari.

Cuestionado al respecto, Moreno rechazó dar más detalles con el argumento de que su declaración patrimonial es pública. Adalberto Muñoz, notario y ex presidente del Consejo Cívico Campechano, creado para evidenciar temas de corrupción, dijo que los Gobernadores de Campeche se ocupan, desde que están en sus campañas, en los negocios que van a hacer.

El notario manifestó que los Mandatarios han enfocado su futuro en las obras para recibir “moches”. El Gobierno de Moreno anunció unas 23 magnas obras en la entidad. El Presidente Andrés Manuel López Obrador, en tiempos de campaña, se refirió a Moreno como un reverendo ladrón.

“Es un gran corrupto, reverendo ladrón, se dedica a comprar votos y vive aquí en una gran mansión, y ahora sí como decía mi paisano Chico-Che: ¿Quién pompó?”. De acuerdo con los registros catastrales, Moreno adquirió los lotes del 50 al 52 y del 86 al 92, además del 15, 37, 79 y 110. Su residencia la construyó en los lotes del 86 al 90.

Juntos, esos lotes representan casi todo el frente de una manzana del exclusivo fraccionamiento, el cual tiene vigilancia privada y de acceso restringido, según constató REFORMA. Moreno habitaba, hasta antes de ser Gobernador, en el Fraccionamiento Residencial Resurgimiento, cercano al malecón, en la Colonia Montecristo, detrás de un edificio de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

En el fraccionamiento, de menor plusvalía, tenía una casa de tres habitaciones, igual número de baños, con 210 metros cuadrados de construcción y 228 de terreno, con valor aproximado de hasta 3.5 millones de pesos. Como Gobernador, en septiembre de 2015, se mudó a Lomas del Castillo, a una propiedad cercana a donde se construía su mansión.

A esa primera casa le acondicionó una caseta de seguridad exclusiva, adicional al resguardo propio del complejo residencial. Una vez en Lomas del Castillo, “Alito” se hizo vecino de personajes como Mario Ávila, ex delegado de Sedesol en tiempos deFelipe Calderón, ex candidato en 2009 a Gubernatura por el PAN (que perdió con el priista Fernando Ortega) y ex subdirector de Mantenimiento y Logística de Pemex, donde fue acusado en 2012 de favorecer a Oceanografía con contratos millonarios.

La mansión de Moreno quedó lista a inicios de 2017. En junio de ese año se dio a conocer entre los campechanos que Carlos Salinas de Gortari fue invitado a la nueva casona para una cena. A la comilona acudió el ex Gobernador Jorge Salomón Azar.

Sobre el encuentro Moreno opinó que sus paisanos eran “muy chismosos”.”Ya saben, aquí en Campeche se dicen muchas cosas, casi no son chismosos”, ironizó.

Comentarios facebook